Un análisis económico de las causas del narcotráfico

Gabriel Leyva

Puede ser difícil entender por qué alguien se querría unir a un cartel de narcotraficantes. Obviamente existen recompensas económicas muy grandes. Pero los costos en forma de los actos de violencia extrema necesarios, el desprecio de gran parte de la sociedad, y la alta posibilidad de una muerte temprana son demasiado altos para la mayoría de la población. La teoría económica del crimen es controversial en cuanto su capacidad para predecir y explicar los actos criminales, pero creo que en el caso del narcotráfico el análisis económico es una herramienta útil para entender los motivos y circunstancias que llevan a alguien a cometer estos despreciables actos.

La teoría neoclásica del crimen es simple. La decisión de cometer un crimen es como cualquier otra decisión económica racional. El individuo evalúa las diferentes posibilidades, tomando en cuenta los posibles beneficios y costos de cada acción y estrategia, y toma una decisión después de adquirir toda la información posible (también tomando en cuenta el costo de obtener información). En el caso de una decisión criminal, el individuo debe tomar en cuenta la posibilidad de ser atrapado y tener que pagar una multa o ir a la cárcel, además de la posible marginación social. El modelo neoclásico del crimen es útil por varias razones. Primero, simplifica el análisis del crimen por que reduce todos los motivos a interés propio. Segundo, es generalizable, ya que esta teoría se puede aplicar para analizar crímenes tanto materiales como violentos. Esto ayuda en el análisis del narcotráfico ya que la venta de drogas generalmente mezcla los dos tipos.

Una premisa tan simple puede parecer insuficiente para explicar la realidad de un fenómeno social tan complicado como el crimen, y si, la teoría neoclásica del crimen tiene bastantes criticas validas. El mayor problema es que la teoría es altamente instrumental y asume que todos los individuos son perfectamente racionales en sus decisiones. Los críticos dicen que esta teoría del crimen ignora factores importares como normas y valores, así como presiones sociales. La teoría asume que los individuos toman decisiones en un estado de aislamiento, lo cual rara vez es cierto.

A pesar de estos y otros problemas, la teoría neoclásica tiene su lugar por que aunque los individuos no siempre hagan un análisis de costo y beneficios al tomar una decisión, se pueden hacer predicciones y conclusiones validas. En general este modelo provee una plataforma simple y elegante para el uso de herramientas económicas en el estudio del crimen. Además la teoría económica del crimen ha sido expandida por otros autores para incluir elementos de teoría del juego  que ayudan a cubrir algunas de sus debilidades. En particular la teoría del juego permite incluir presiones sociales y culturales además de las acciones de fuerzas gubernamentales en el estudio del crimen, lo cual nos provee una imagen mas completa de los motivos de la actividad criminal.

Entonces, que consideraciones económicas existen específicamente el caso del narcotráfico? Usualmente el costo que asociamos con un crimen es la posibilidad de ir a la cárcel o sufrir algún otro tipo de castigo. Pero en el caso del narcotráfico el efecto de la ley es casi inexistente debido al alto nivel de impunidad. La cantidad de narcotraficantes que son aprendidos por la ley es mínima y aun cuando son capturados el castigo es casi insignificante. Los narcos en las cárceles viven una vida privilegiada, y los escapes son comunes. Además ha sido comprobado que los hombres jóvenes tienden a ser mas propensos a tomar riesgos y tener una actitud mas despectiva hacia la posibilidad de sufrir consecuencias penales por un crimen. Debido a esto, la penalización de la ley muy apenas se puede considerar como un factor en la decisión de cometer crímenes relacionados con el narcotráfico. Otra consideración común en la decisión de cometer un crimen es la posible venganza de las victimas. En este caso también existe inmunidad para los narcotraficantes, ya que cualquier ataque contra un cartel de parte de una víctima se responde con violencia extrema, lo cual crea un ambiente de miedo que previene casi cualquier tipo de venganza.

Otra problema es la marginación social. Presuntamente esto es un factor importante en el caso del narcotráfico, ya que estos crímenes son particularmente aborrecidos por la sociedad mexicana debido al estado presente del país. Pero es difícil determinar si el miedo y el desprecio de la sociedad general es un costo para todos los individuos. Sin duda existen personas que disfrutan ser temidas, ya que esto es parte importante del poder del narcotraficante. Además es importante recordar que el sentimiento de pertenencia es un aspecto importante de cualquier organización criminal. Un grupo social que esta siendo asediado por todas partes como un cartel naturalmente se va recluir, fortaleciendo los lazos entre los miembros de este. Entonces la marginación de los grupos criminales contribuye a que los lazos entre los miembros se vuelvan mas estrechos.

Por ultimo existe el costo en expectativa de vida. La vida de un sicario generalmente es violenta y corta. Este es probablemente el factor mitigante que tiene el mayor peso en el balance de costos y beneficios del narcotráfico. Alguien que entra en el negocio de las drogas en México sabe que esta acortando su vida significativamente. No importa quien seas, ceder varios anos de tu vida es una decisión difícil para cualquier individuo.

Ahora, cuales son los beneficios del narcotráfico para el individuo? Claramente gran parte de la tentación es la oportunidad de grandes ganancias económicas, especialmente considerando que no se requiere ninguna experiencia previa o entrenamiento. Pero aparte de los beneficios puramente monetarios hay que considerar el estilo de vida. Los narcotraficantes viven una vida hedonista, manejando carros de lujo, consumiendo drogas como la cocaína constantemente, atendiendo a fiestas decadentes y con mujeres de sobra, prácticamente una vida de estrella de cine. Además de todo esto pertenecer a una organización criminal como un cartel provee un fuerte sentimiento de pertenencia. Como dije previamente, el estatus de paria social que poseen los narcotraficantes solo fortalece el vinculo social entre estos. No es coincidencia que muchos carteles se identifiquen a si mismos como familias. Si uno esta dispuesto a cometer los actos de violencia que se requieres de un sicario, los beneficios en realidad son bastante substanciales mientras duran. El estilo de vida del narco es algo que la mayoría de la gente jamás podría experimentar bajo circunstancias normales.

Tomando en cuenta estas consideraciones, podemos obtener una idea de que tipo de individuo accede a convertirse en narcotraficante. Si el individuo esta conciente de que su expectativa de vida se reduce considerablemente al tomar la decisión de unirse a un cartel, podemos asumir que este individuo esta descontando el futuro a un grado extremo. En términos generales descontar el futuro se refiere a darle menos valor a la utilidad futura que a la utilidad presente. Normalmente alguien que descuenta el futuro seria una persona que prefiere gastar el dinero tan pronto como lo obtiene a ahorrarlo para poder gastarlo en el futuro.

Sin embargo aquí no estamos hablando de alguien que simplemente es descuidado con el dinero. Estamos hablando de alguien que esta sacrificando la mayor parte de su vida para obtener grandes beneficios inmediatos. Asumiendo que un individuo de 20 anos que se une a un cartel viva hasta los 25 anos, comparado con la expectativa normal de vida de 73 anos en hombres, podemos ver que alguien que decide unirse a un cartel estima que  la utilidad que obtendrá como narco durante 5 anos es mayor a la utilidad que obtendrá durante 53 anos de vida normal. Esto demuestra que alguien que toma una decisión como esta tiene muy pocas esperanzas para el futuro. Es una actitud completamente nihilista.  Para que alguien piense que no hay ninguna posibilidad de que las cosas mejoren en 50 anos esa persona tiene que estar profundamente marginada de la sociedad. Esto involucra varias cosas. Una es tener un estimado muy bajo de ganancias monetarias futuras. En este caso el individuo probablemente es alguien con pocas habilidades, o mas comúnmente, con habilidades que se han vuelto obsoletas. El neoliberalismo y el libre comercio han devastado numerosas industrias mexicanas que no pueden competir con empresas extranjeras, como es el caso del sector agrícola. Esto asegura que haya un amplia oferta de personas cuyas habilidades y conocimientos simplemente ya no son rentables. Usualmente estos individuos tienen poca oportunidad de aprender nuevas habilidades, creando así una clase social con recursos económicos y humanos extremadamente bajos.

Pero la falta de esperanza económica no es el único factor motivante aquí. Muchos sicarios y narcos han confesado que nunca sintieron que pertenecían a algo hasta que entraron al cartel (Volviendo una vez mas a los fuertes lazos sociales que se crean en una organización criminal) Esto nos dice que un individuo que decide convertirse en narco generalmente carece de los grupos sociales que son necesarios para que un ser humano viva una vida plena. Entonces estamos hablando de personas que están marginadas tanto socialmente como económicamente, un verdadero lumpenproletariat. En un estado donde se concibe el bien social el gobierno debería intervenir para prevenir la creación de una clase social tan destituida. Pero el aparato de gobierno mexicano ha fracasado completamente en este aspecto, destruyendo cualquier confianza que este grupo social pueda tener en el estado. La combinación de marginación y falta de confianza en el gobierno es extremadamente peligrosa. Bajo estas condiciones no es sorprendente que muchos de ellos recurran al crimen para satisfacer sus necesidades tanto sociales como económicas a pesar del alto costo involucrado

Una lección que la guerra en Irak nos ha ensenado sobre las insurgencias modernas es que el descontento de una población completamente marginada no se puede eliminar con violencia. Mientras exista una clase social que se sienta completamente desesperada y fuera de opciones no violentas, seguirán existiendo insurgentes. Creo que la situación de México es similar a la de una insurgencia, por lo que pienso que las medidas violentas que el gobierno ha tomado para combatir el crimen organizado están destinadas a fracasar. Si, hemos llegado al punto en el que la violencia es necesaria para mantener el orden civil. Pero si queremos realmente resolver el problema, tenemos que revisar las instituciones que han dejado que exista la clase social de la que he hablado. Tenemos que fomentar nuestro capital humano, restaurar las industrias que han sido devastadas por la economía neoliberal. México necesita una verdadera red social que proteja la integridad y las necesidad básicas de sus ciudadanos.

One thought on “Un análisis económico de las causas del narcotráfico”

  1. esto, yo pienso se debe a que los politicos no escuchan al pobre, solo al influyente y al poderoso,hace falta fuentes de trabajo para la gente, la represion solo es una solucion temporal, tienen que eliminarse las causas como la pobreza, la ignorancia y crear una conciencia ciudadana, eliminar a tv azteca y televisa que son tambien responsables de esta ignorancia que nuestra gente sufre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>